OLIMPISMO, GLOBALIDAD Y HERENCIA

Quedé maravillado por los Juegos Olímpicos de Londres 2012. En efecto la competencia, orgullo y honor deportivos te llenan de energía positiva y motivación.

Pero en esta ocasión lo que más me impactó fueron las ceremonias tanto de inauguración como de clausura. La producción y espectáculo fueron de vanguardia, calidad y excelencia, sobre todo en cuanto al contenido y mensaje. Tuvieron el sello museográfico y de espíritu coleccionista londinense, cual si estuvieras visitando el British Museum.  Si recordamos la inauguración de Beijing 2008, también fue un evento impresionante. Ahora en Londres 2012 se esforzaron en contrastar con su antecesor el tipo de mensaje a transmitir al mundo.

En el caso de Beijing, cómo olvidar esas magníficas puestas en escena de centenares de danzantes haciendo el papel de obreros, resaltando un doble carácter: por un lado la productividad y crecimiento que destaca hoy a China, y por el otro, el principio colectivo y comunitario del régimen de gobierno. En cuanto a Londres, fue todo lo contrario, se destacó una visión individualista, liberal, monárquica, y hasta el valor y orgullo en su sociedad de los servicios públicos (recuerden la escena de la NHS).

Por otro lado, en China, recuerden el momento en el que se iza la bandera, cómo una escolta perfectamente uniformada lucía una marcha que sin duda te hacía sentir la fuerza y autoridad del régimen chino, es decir, fue un mensaje de fuerza al mundo. En cambio, en Londres, si bien militares izaron la bandera, contrasta con el himno que fue entonado por un grupo de niños con problemas de audición y si le agregas el momento en que se enciende el famoso pebetero, el paso de la antorcha de los ídolos olímpicos de antaño a jóvenes atletas (con abrazo fraterno de por medio), evidenció que los organizadores buscaron transmitir un mensaje de diversidad, inclusión, solidaridad y de comunión entre generaciones. El contraste de ambas inauguraciones es muy importante, porque no se necesita leer entre líneas para saber que ambos te sugieren un modelo de sociedad.

Adicional al contraste ideológico, en Londres 2012 no escatimaron recursos en divulgar las grandes aportaciones que han hecho en el ámbito de la cultura y entretenimiento. La exposición musical fue sólo una muestra de todo lo que han ofrecido al mundo y que evidencia que la música británica es un punto de encuentro universal. No importa en qué ciudad te encuentres, un conjunto aleatorio de personas de diferentes edades y orígenes, podría al menos tararear canciones de los Beatles, The Who, Queen, Pet Shop Boys, etc. En cuanto a una de las grandes pasiones de los ingleses que es el cine, pues también presentaron un héroe internacional como James Bond, o un clásico como Carrozas de Fuego. No podemos olvidar al humor inglés con figuras globalmente conocidas como Mr. Bean o Monthy Python. Y justo, para clausurar, también hicieron gala de lo que Londres ha aportado al mundo de la moda internacional.

De esta manera, en estos eventos Londres resaltó valores y principios políticos, sociales, económicos, culturales, artísticos y musicales, por los cuales no sólo es conocido globalmente, sino que además incide en la vida diaria de millones de habitantes en todo el mundo y desde hace siglos. Sin lugar a dudas, Londres presumió las principales contribuciones a la civilización que son de su manufactura y que contribuyeron a romper paradigmas, hitos y transformar sociedades. A nadie le queda la menor duda que hay algo o mucho de Londres en cada individuo, en todo el planeta.

Al ver los eventos no podía dejar de pensar en mi país. ¿Si México fuera el anfitrión de unos Juegos Olímpicos, qué concepto y mensaje buscaría transmitir al mundo? Y más allá de nuestras profundas y distintivas raíces históricas, sociales y culturales, de las cuales todos nos sentimos orgullosos, ¿qué presumirías como un concepto, institución o tendencia creada en México y exportada y reconocida en todo el mundo? ¿Cuáles son nuestras aportaciones al desarrollo global? ¿Qué tanto México hay en la comunidad internacional? ¿Qué país te interesa heredar a tus hijos y qué hacer para que éste trascienda a las siguientes generaciones y en todas las regiones? Es inevitable hacerte esa pregunta, por que en la respuesta está justamente el modelo de país que tienes en tu mente y a lo que te interesa aspirar como persona y sociedad. Te invito a que platiquemos sobre tu modelo e ideales.

Mientras tanto, felicidades Londres 2012 por todo lo que nos hicieron pensar y reflexionar y por hacer vibrar nuestros sentimientos. Felicidades a los ciudadanos globales por haber presenciado un gran evento, tal vez el mejor en muchos años.

Comments

  1. José Pablo says:

    Jejeje, yo también me hice la misma pregunta estimado Bernardo, cómo hubiera sido la clausura de México. Lo primero que se me vino a la mente el ballet folklórico de Amalia Hernández, que me encanta, pero a la vez ya chole no?? Creo que como país nos hace falta responder a esas preguntas que bien apuntas, no sólo para cerrar unos juegos, sino por el país que queremos para nuestros hijos. En primer término tomaría una parte del enfoque del espectáculo que se presentó en Palacio Nacional con motivo del Bicentenario de la Independencia, creo que México posee una gran riqueza cultural que se manifiesta en la historia de sus pueblos, en la variedad de lenguas y costumbres que caracterizan nuestra identidad nacional y la de sus hombres y mujeres. Y por otro lado tomar en cuenta la personalidad y el perfil del mexicano y la mexicana- auténticos, alegres pachangueros, creativos. Retomaría a los orgullosos de su país, el que lo grita a donde vá, el que no se compara con otros. El que como lo ha afirmado el Presidente Felipe Calderón, el mexicano seguro de sí mismo. Cómo lo haría, eso sí no sabría explicarlo. Gracias, bye.

  2. Liliana Lledías says:

    Procurador, muy buen post, es un ejercicio de imaginación y de reflexión; además es un rico viaje histórico.
    En estos Juegos Olímpicos y por comentarios en la red, me percaté que no todos los mexicanos nos sentimos identificados con nuestros símbolos, colores, sabores y costumbres. Me percaté que algunos mexicanos se sienten incómodos de ser catalogados internacionalmente con los vestuarios o trajes típicos con los que México se distingue de otros países. Muchos prefieren el vestuario más contemporáneo, como el que mostró la delegación de Italia en el desfile de inauguración de los Juegos Olímpicos.
    Me parece que en México hay cierta vergüenza histórica.
    Creo que hace falta promover el orgullo nacional mediante el conocimiento de nuestra historia, desde el origen de Tenochtitlán hasta nuestros días.
    Es necesario que nuestro pueblo conozca nuestra historia en la que efectivamente tuvimos el fracaso de ser conquistados, en el que si efectivamente fuimos esclavizados, en el que el extranjero fue visto como el vencedor y en el que nuestro pueblo fue humillado y todas esas cosas “malas” por las que México ha pasado hasta nuestros días; pero podríamos aprender de todo esto, creo que debe utilizarse la ciencia (en este caso la psicología) para poder mostrar nuestros errores históricos y aprender de ellos; como hicieron en Alemania con Hitler (es un ejemplo extremo). Podríamos sentirnos orgullosos de haber sido conquistados y haber logrado nuestra independencia, de haber sido humillados y a pesar de eso mantener nuestras tradiciones y pensamiento mágico, y así sucesivamente mostrar las cosas que hemos vivido a través de la historia y que hemos superado.
    El pueblo mexicano debe conocer y estar consciente de que es un pueblo guerrero, constante, incansable, disciplinado y lleno de riquezas culturales y naturales (nada más hay que ver la cantidad de ecosistemas que México tiene, la cantidad de lenguas vivas, etc.).
    Hace falta fortalecer y estructurar la columna vertebral de la autoestima y confianza del pueblo mexicano.
    En lo personal, si México fuera el anfitrión de unos Juegos Olímpicos me encantaría transmitir ese mensaje al mundo, el mensaje de un pueblo que supera cualquier adversidad, el mensaje de un pueblo incansable que sale adelante, de un pueblo que en lugar de obstáculos se enfrenta a retos, que son evidentes a través de la historia hasta llegar al concepto actual que por el momento está fragmentado pasando por momentos de inestabilidad social ocasionados por el delito y la violencia.
    Me encantaría exportar al mundo el concepto de un México que luchó en contra del delito y de la violencia, en contra de la corrupción y la negligencia, en contra de la mentira y de la injusticia; me encantaría que México fuera reconocido como un pueblo que salió adelante con trabajo y con incansable voluntad de superación y excelencia. Este es el México que también me gustaría heredar a mis hijos.
    Lo que hago para que este México que quiero trascienda a mis generaciones es educar a mis hijos en esta tesitura; por ejemplo, enseño a mis hijos a cumplir con sus obligaciones, pago mis impuestos, si cometo una infracción pido mi multa, procuro hablar con la verdad, participo en asociaciones civiles, enseño a mis hijos la honestidad, la honradez, la tolerancia, etc.; es decir, trato de enseñar a mis hijos los valores fundamentales de la vida en comunidad.
    En la comunidad internacional hay mucho de México, lo triste es que mucha gente trabajadora y con ansias de éxito tiene que partir a buscar mejores expectativas de vida.
    En definitiva este post me hizo pensar, reflexionar y vibrar, fue un viaje internacional, nacional e interno.
    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: